El huésped
diciembre

Catálogo El Huésped

La iniciativa El Huésped es un proyecto en el que obras contemporáneas
se alojan temporalmente en museos relacionados con
colecciones de arte del pasado para, así, generar un diálogo con
las piezas que forman parte de la colección permanente. Se trata
de una oportunidad para contrastar o buscar semejanzas entre las
prácticas del pasado y las del presente y, de este modo, establecer
una nueva lectura enriquecida del discurso museográfico.
Esta publicación pretende recoger la experiencia de esa convivencia
planteada en la propuesta, proporcionando una serie de
lecturas interpretativas inéditas que articulan los capítulos del
libro, sistematizado por la disposición de los tres edificios: el Museo
Arqueológico, el de Santa Clara la Real y el de Bellas Artes.
Los trabajos seleccionados tienen que ver en algún aspecto con el
contexto del museo donde van instalados. De esta manera, se revaloriza
el sentido expositivo, poniendo atención a las piezas antiguas
y posibilitando al visitante descubrir a nuevos artistas- También
se establecen relaciones, nuevas lecturas y se implementa la
experiencia del museo.
Siete artistas han trabajado de manera específica para relacionar
su obra con el espacio suscitado, estableciendo un lenguaje fmal
con el entorno: Alejandra Freymann, José Luis Cremades, Mark
Hosking, Pablo Capitán del Río, Ramón González Palazón, Santiago
Reyes Villaveces y Sergio Porlán son los artistas que han
formulado un trabajo que conectará con los aspectos característicos
de cada uno de los espacios intervenidos.

El Huésped genera una metáfora que incide en la colonización o
el hospedaje de piezas realizadas en la actualidad, frente a las
colecciones articuladas historiográficamente que siempre han estado
en sus localizaciones habituales. El arte contemporáneo pasa
a ser un huésped en la casa de la historia, un intruso amable,
que establece relaciones con su pasado del que es heredero. Una
propuesta nómada que coloniza estos espacios no convencionales.
Instalaciones que se mueven de sus ubicaciones tradicionales, del
cubo blanco o la galería y que se adentran en el museo.

Todos estos artistas comparten unas estéticas comunes, relacionadas
con la idea de enigma, de misterio, con la atención a los
aspectos formales de la obra y que hacen guiños a la historia; una
manera ajustada de dialogar con el espacio connotado de los museos
regionales, de resignificarlos, de alumbrar nuevos sentidos.

Mª Ángeles Sánchez Rigal